Avisar de contenido inadecuado

Extraña ausencia

{
}

Tantos años han pasado pero aun te sigo soñando, ¿puede odiarse y extrañarse a la misma persona a pesar de lo ocurrido?

Dos extraños se conocieron en un mismo lugar, 

Dos extraños comenzaron a hablar y empezo a nacer una amistad que pronto se convirtio en algo más.

Uno de ellos tenia una relación pero prefiero entregarse en cuerpo y esencia a alguien que era  mayor.

Ella no se arrepentio, pues su corazón supo que entre ambos en ese fugaz momento habia amor.

Pero ahora que el tiempo ha pasado me pregunto si tú habras experimentado lo mismo en aquel cuarto en esa tarde que anunciaba el fin del otoño y el inicio del invierno.

Quizás sí o quizás no, pues cuando ese momento finalizo y el mundo continuaba su marcha el trato entre ambos cambio.

Con cada día que pasaba la distancia se acrecento, creando la brecha inicial que los convertia en dos desconocidos.

Eso a ella rompio su corazón, pues sintio que aquella tarde y esos besos para él nada significo y nada la habria preparado para lo que ocurrió a continuación.

La línea estaba trazada, no se necesitaron palabras para saber que ninguno debia cruzarla salvo una mirada ocasional y aquellos encuentros fugaces al verse pasar por aquel lugar.

Con dolor, confusión y resignación acepto los nuevos parametros en el trato hacia el desconocido

Cuando ella se acostumbraba a la distante actitud hubo otro giro pues ahora el extraño buscaba una cercania por medio de indirectas o mensajes entre compañeros que tenian en común, al ver que ningun método funcionaba el acoso comenzó...

Primero fue sutil, una pasajera sensación de ser observada, despues los imprevistos encuentros en la calle ya fuese al salir de la escuela o en la plaza pero eso solo aumento la inquietud.

Aquella conexión que ambos ignoraban se hizo mas prominente, lo que comenzo como sueños fugaces faciles de ignorar comenzaron a volverse realidad cuando él aparecía en los diversos escenarios y sin embargo al día siguiente las marcas de sus heridas eran visibles.

La escala fue aun mayor pues los sueños se transformaron en visiones y las visiones le tomaban de sorpresa en la calle provocandole dolor cual vivo fuego hasta que sus cuarzos disipaban el escosor pero a veces la molestia era tan fuerte que ni con agua fria o moviendo su extremidad podia disminuirlo, ¿verdadera conexion o una simple sugestión?

Antes de partir las cosas se tornaron mas sombrias para ambos, pues jugaron un juego extraño, pese a que ella queria alejarse la conexión que ambos tuvieron aquella tarde hacia que su corazón doliese ante la inminente separación. 

Cuando ella se fue, él la busco durante mucho tiempo haciendose pasar por terceros antes de revelarle su identidad revelando su acoso tanto cibernetico como presencial en la temporada vacacional que pese a tomar medidas para evitar tratarlo, la persecución se volvio astral.

Algunas noches él aparecia en sus sueños provocandole suspiros interminables haciendole mas dificil olvidarle, preguntandole a las estrellas, cielo y viento que habia hecho ella para merecer todo eso, y si algun día conseguiría su libertad pues al enterarse de su casamiento un fuerte dolor invadió su corazón seguido de confusión

Aquella noche mientras observaba las escasas estrellas artificiales en el techo de su habitación habia tres preguntas que herian más su ya tan aplastado ánimo

¿por qué lloraba si él le dijo que su tiempo juntos no significo nada? pensaba entre pesados y resentidos suspiros

¿por qué susurro su nombre con apatiá si ella le repitió que lo odiaba? se preguntaba sin dejar de tocar la última carta que él le entrego antes de su partida

¿Por qué llorar por alguien que afirmo que no le amaba? se dijo a si misma entre sollozos en voz baja

El tiempo paso y la mayoria de las heridas cicatrizo, pesé al ocasional acoso entre sus sueños y la meditación ambos continuaron con sus vidas propias hasta que él hizo una nueva y quizás última aparición.

Cada uno iba preparado, dispuestos a afrontar lo que tuviera que pasar o se tuviese que decir pero la situación fue la misma. Un extraño bucle temporal donde ambos se ponian sus trajes para aparentar entre sí que habia un desinteres total en lo que el otro dijera.

Pero sus cuerpos delataban las acciones de sus labios. En todo ese momento que platicaron sus energías chocaron y en un segundo fugaz sus miradas se encontraron.

Mientras él la veia con su oscura mirada del color del otoño su alma susurraba un "te extraño tanto" y cuando aquellos ojos del color de la miel se encontraron con los suyos ella sin mover sus labios le respondió "yo te he olvidado" 

{
}
{
}

Deja tu comentario Extraña ausencia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre