Avisar de contenido inadecuado

Secuestrada (parte 2)

{
}

A pesar que la casa se veía igual que la de cualquier fraccionamiento por fuera, el interior era totalmente diferente;

 

Quizás se debiera a la oscuridad que proporcionaban las cortinas o...¿ya había oscurecido?, no lo se.

 

La casa tenía una sola habitación pero dos camas, una en dicho cuarto que no tenía cortinas oscuras sino de plástico y eran sujetadas por unas tarimas similares a las que he visto en el mercado detrás de ellas estaba una cama desordenada y lo que quizás era un mueble con lo que parecía ser ropa, una cosa era segura, ese cuartito no contaba con algo de privacidad y otra cama entre lo que parecían ser una pequeña sala y atrás a un par de pasos estaba el fregadero para lavar los platos y luego a la altura de la sala había un pasillo donde supongo se encontraba el baño

 

Me pareció ver a alguien recostado en la cama...no podría decirlo con seguridad pues el plástico y el aun persistente efecto de la inyección me impedía centrar la mirada sin sentir que la cabeza me diera vueltas, pero si quería escapar debía conocer mi entorno y a mi captor...o mejor dicho captores

 

Él no estaba solo...

 

Ahí vivía una familia quizás fuera el efecto de la droga que él me administro al llevarme de mi casa pero ellos no parecían enterados de su línea de trabajo, y si lo sabían quizás solo lo ignoraban.
Trate de mantenerme atenta a mi alrededor para no caer en la inconsciencia y, extrañamente los miembros de la casa no parecían notar que me encontraba bajo el efecto de una inyección. Había dos mujeres entre 20 y 40 años aproximadamente y dos niños, una bebé de quizás dos años y un niño de casi 10, el otro hombre aparte de él era un joven maduro que parecía mayor debido a su extraño bigote.
La familia bromeaba y hablaban con un extraño acento mientras yo me encontraba recostada en la cama a mitad de aquella estancia.

 

No tengo idea de cuantos días habrían pasado pues caía en la oscuridad de la inconsciencia a momentos y en uno de mis despertares recuerdo haber visto que los jóvenes se duchaban por turnos y se arreglaban para salir a alguna fiesta a la cual me preguntaron si los acompañaría pero al saber que habría bebidas alcohólicas de pronto caí en la cuenta de que mi novio no sabía dónde estaba y quizás mi familia tampoco. él pareció darse cuenta de mi inquietud y solo dijo que no había problema si no iba así que la mujer más joven y el hombre de bigote extraño se fueron mientras la señora se quedaba conmigo, los niños.

 

Él se levanto de su asiento pocos minutos después y aviso que debía regresar al trabajo, la señora estaba recostando en la cama del cuarto plastificado a los niños y solo le hizo un gesto de despedida con la mano...pensé que solo me ignoraría y se iría pero no fue así...pase de estar en la cama a acercarme a uno de los pequeños sillones a ver la televisión mientras él se sentaba a mi lado, era de noche o eso parecía por el brillo de la tele y la oscuridad del cuarto.

 

Mi cuerpo se estremeció ante su cercanía, por más que le ordenaba a mis manos que lo golpearan se habían tornado tan pesadas como ladrillos resultaba doloroso intentar mover mis dedos o doblar mis muñecas, así que solo pude gritar en mi mente y refugiarme en la oscuridad cerrando los ojos...

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Secuestrada (parte 2)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre